La experiencia de Caro:
Mi respuesta a la pregunta "¿De dónde sois?"

„Siempre resulta un poco gracioso cuando hablo de mis raíces.

Carolina Sabatini es una enfermera apasionada. Su motivación más profunda hasta el día de hoy: ayudar a los demás. Como hija de un austriaco y una argentina, habla alemán y español con fluidez. Pero el hecho de que haya crecido en más de dos países no sólo se hace evidente en sus dialectos. En la entrevista cuenta por qué a menudo tiene que sonreír cuando le preguntan por sus raíces y cómo fue su examen de homologación:

„La primera pregunta de mis pacientes es siempre: "¿De dónde es usted?"

Entonces respondo con orgullo: "De Argentina". Lo siguiente que sé es que me miran confusamente. A lo que sigue la segunda pregunta: "¿Pero por qué sabe hablar alemán tan bien?", a lo que yo respondo alegremente: "Yo también soy mitad austriaca. Mi madre es austriaca, mi padre es argentino, el alemán es mi lengua materna y el español es mi lengua paterna".

Otra pregunta suele ser entonces: "¿Y dónde creció?". Aquí es donde la confusión alcanza su punto máximo, porque crecí en muchos países.

Debido al trabajo de mi padre, nos trasladamos mucho con mi familia. Para que se me entienda, explico: asistí a la guardería en Turquía, a la escuela primaria en Argentina (siempre instituciones de idioma alemana) y, finalmente, el colegio fue un instituto británico en Tailandia, del que me gradué con un título internacional.

En realidad, nunca he vivido en Austria, pero como es el país de origen de mi madre, hemos pasado muchas vacaciones agradables allí.

"No sólo los numerosos idiomas, sino también las diferentes culturas me hacen feliz hasta el día de hoy.

Sobre todo, porque hay un aspecto de la enfermería que une todas las diferencias: La humildad. En mi opinión, esa es la brújula de la enfermería".

¿También por eso elegiste la enfermería como profesión?

Siento que he nacido para esta profesión. No puedo imaginar una profesión mejor para mí que la de enfermera.

Además, mi madre siempre me dice que desde muy pequeña estaba atenta a las necesidades de los demás, especialmente de los enfermos. Si un miembro de la familia no se sentía bien, estaba dispuesta a ayudar. Después de la escuela, me di cuenta rápidamente de que mi camino era la enfermería. Quería estar cerca de los pacientes, reír con ellos, hablar con ellos, llorar con ellos o disfrutar juntos del silencio.

Completé mi formación de enfermería en Argentina. Allí, la enfermería es una carrera de 5 años. Tras la graduación, te conviertes en una enfermera licenciada.

¿Por qué decidiste trabajar en Alemania y no en otra parte del mundo?

Alemania siempre me ha resultado atractiva por el buen funcionamiento de su sistema de salud. Además, existen aquí diferentes ofertas de especialización. Por supuesto, mis conocimientos de alemán también influyeron de forma positiva en la decisión.

Sobre el servicio de enfermería ambulatoria PFLEGETALENT

¿Cuándo y cómo llegaste a Pflegetalent, el servicio de enfermería ambulatoria de Kelsterbach, Fráncfort del Meno?

Por TalentOrange en agosto de 2019. Siempre había trabajado en hospitales antes y cuando conocí la oportunidad de enfermería ambulatoria, pensé que valía la pena intentarlo.

¿Qué tiene de especial trabajar en el equipo de Pflegetalent?

Que todos venimos de diferentes rincones del mundo. Todo el mundo aporta experiencias, perspectivas y puntos de vista diferentes. Todos aprendemos de los demás, sobre todo porque, gracias a la enfermería, sabemos cómo comunicarnos de forma no verbal. Eso funciona muy bien para nosotros. Sabemos a qué obstáculos hay que enfrentarse como emigrante, y nos apoyamos mutuamente. Todos estamos en el mismo barco, independientemente de nuestra posición en el equipo. Nos esforzamos por remar en la misma dirección, y la verdad es que funciona muy bien. A veces la corriente es fuerte, pero siempre avanzamos.

Por ejemplo, ¿uno de los obstáculos como enfermera internacional es el examen de homologación?

Definitivamente. La pandemia ha hecho que mi proceso de reconocimiento sea un poco más largo, pero como dicen, "donde hay voluntad, hay un camino". Cuando me enteré de que tenía que hacer un examen de homologación, al principio me preocupé un poco. Según las autoridades, me faltaban algunas horas de teoría y práctica para que mis estudios argentinos fueran reconocidos como plenamente válidos en Alemania. Así que tuve que hacer un curso con examen. Mis pensamientos giraban en torno a las siguientes preguntas: "¿Puedo lograrlo? ¿Será muy difícil? ¿Cómo puedo conciliar este reto adicional con el trabajo?"

"El examen de homologación puede ser una ventaja."

Mis profesores para la teoría eran geniales y mis compañeros en la sala para la parte práctica súper amables y pacientes.

Aquí también tuve que tratar con muchas personas de diferentes nacionalidades. Mi conclusión: el examen de homologación no es sólo un obstáculo, sino que puede ser incluso una ganancia. Porque en cada país hay pequeñas pero cruciales diferencias en la enfermería. Los materiales se denominan de forma diferente y también la organización puede ser distinta. Otra ventaja del curso: se aprende mucho sobre el sistema de salud alemán.

El día del examen estaba totalmente nerviosa. Para la parte práctica se me asignaron dos pacientes y tuve que aplicar lo aprendido durante cuatro horas, mientras me observaban los examinadores: En realidad, como un día de trabajo "normal". A continuación, un profesor y un médico realizaron el examen oral. Me sentí aliviada cuando me dijeron: "Señora Sabatini, tengo buenas noticias para usted y para mí: ¡ha aprobado ambas pruebas!".

Fueron dos meses muy intensos, pero valieron la pena. Estoy especialmente agradecida por el apoyo del Pflegetalent y de TalentOrange. Un buen ambiente vale oro.

¿Qué conocimientos de su profesión te gustaría compartir con el público?

"Me gustaría que la gente aprendiera a valorar su salud. Son las pequeñas cosas de la vida. La gente debería apreciar aún más su salud. No sólo cuando necesite ayuda de enfermería.

Espero seguir aprendiendo como enfermera y mantener mi pasión y amor por la profesión. Porque el cuidado personal, el cuidado de los ancianos, debe hacerse de la forma más digna posible. La enfermería no es sólo administrar pastillas y documentar, sino estar al lado de los pacientes en sus momentos más vulnerables.

¡Gracias Caro!

Lerne erfolgreich Deutsch bis B2 mit TalentOrange

Encuentra trabajo como profesional de salud en
un hospital en Alemania con TalentOrange.

Postular ahora

Formar parte de TalentOrange para trabajar en Alemania
en una institución de educación preescolar/inicial.

Postular ahora